pantalles-visualitzacio-dades

Seguridad y salud en el trabajo con pantallas de visualización de datos

Los avances en la tecnología han permitido que los trabajos requieran menos esfuerzo físico, lo que se supone una mejora en la seguridad y salud de los empleados. A pesar de ello, y aunque no nos demos cuenta, los empleados que trabajan delante de pantallas de visualización de datos, están expuestos a ciertos riesgos para la salud.

Cualquier empresa de prevención de riesgos laborales, hace hincapié en la seguridad y salud de los empleados que trabajan frente a pantallas de visualización de datos (PVD). A continuación, te enumeramos algunos de los problemas causados por el trabajo con PVD.

Problemas derivados del trabajo frente a PVD

Cuando se trabaja con pantallas de visualización de datos, la fatiga visual es evidente. Dicha fatiga puede traducirse en dolores de cabeza, visión borrosa y enrojecimiento de los ojos, y por tanto, se reduce la productividad de los empleados.

Aunque los problemas de visión son los más destacados, no hay que olvidar los problemas posturales. A pesar de la insistencia de las empresas de prevención de riesgos laborales, muchos empleados no adoptan la postura adecuada ni hacen los descansos pertinentes. Esto, sumado a la falta de ergonomía y la inadecuada adaptación del mobiliario de algunos puestos de trabajo, se traduce en la aparición de lesiones.

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, no pasa por alto los problemas derivados del trabajo con pantallas de visualización de datos, y por ello, han desarrollado una guía en la que se recogen medidas que permiten reducirlo.

Medidas para reducir los riesgos derivados del uso de PVD

En la guía técnica se explican de manera detallada las medidas recogidas en el Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, con el objetivo de facilitar su aplicación.

Si antes te contábamos cuáles son los principales problemas, a continuación te contamos algunas medidas para reducir los riesgos de los trabajadores con pantallas de visualización de datos.

¿Cómo reducir la fatiga visual?

Para reducir la fatiga visual es importante trabajar con una pantalla de buena calidad y adaptada al trabajo que se realiza. En la guía técnica INSHT encontrarás las especificaciones de las pantallas dependiendo de la actividad realizada.

Además del tamaño y la calidad, deberemos adecuar el brillo y contraste de la pantalla, así como procurar que las ventanas estén situadas en los laterales para evitar reflejos en los monitores.

¿Cómo corregir los problemas posturales?

La altura del asiento y la profundidad del mismo deberán ser regulables. Además, deberemos cuidar la colocación del resto de elementos para que no interfieran de manera negativa en el desarrollo de la actividad.

¿Cómo reducimos el estrés?

La fatiga mental podrá reducirse siempre y cuando se utilicen programas que permitan realizar el trabajo de manera fluida. Además, es imprescindible tener una buena organización del trabajo, sabiendo priorizar las tareas y evitando procrastinar.

La guía técnica de INSHT incluye un test que permite evaluar los puestos con pantallas de visualización. Este test nos ayudará a conocer el estado del mobiliario y las instalaciones, y así poder ofrecer un lugar donde el empleado esté cómodo y goce de la seguridad y la salud que necesita para desarrollar su actividad laboral.