Lloc treball segur

La importancia de crear un lugar de trabajo seguro

Cada vez más, las empresas adquieren conciencia sobre la importancia de prevenir los riesgos laborales y sobre la conveniencia de crear un lugar de trabajo seguro para sus empleados.

En este sentido, es lógico que acudan frecuentemente a los servicios de una empresa de prevención de riesgos laborales a la hora de diseñar sus espacios y locales de trabajo. De esta manera, no solo consiguen un entorno más saludable para sus trabajadores sino que, además, cumplen con la legalidad vigente en esta materia.

Cómo conseguir un lugar de trabajo seguro

Cuestiones como las medidas, la orientación, los materiales o el emplazamiento donde se construyen los lugares de trabajo influyen en la salud y el bienestar de las personas que van a desempeñar allí su profesión. Por eso es necesario cuidar de los detalles para conseguir un entorno seguro.

Características de la construcción

Los locales, dependiendo de su función, deben tener unas dimensiones mínimas que vienen marcadas por la legalidad y que se deben respetar en todo momento. Estas medidas deben ser las suficientes para que cada individuo pueda realizar su trabajo de forma cómoda y segura. Además, deben quedar espacios amplios para poder reaccionar en caso de que ocurra una emergencia.

Orden, limpieza y mantenimiento

Mantener las instalaciones ordenadas y limpias es responsabilidad de todos. Puede parecer obvio, pero trabajar en un entorno organizado aumenta la sensación de bienestar de los trabajadores y reduce los niveles de estrés.

Además, en caso de que ocurra una emergencia, debes mantener el suelo despejado de objetos para garantizar una evacuación en condiciones de seguridad.

Señalización de seguridad

Los lugares de evacuación y los elementos de seguridad, tales como extintores, deben estar perfectamente señalizados para que, en caso de emergencia, se puedan localizar de forma rápida y sencilla. Además, tienes que tener en cuenta la normativa vigente y estar siempre en perfecto estado. El mantenimiento de estos elementos de seguridad resulta decisivo en caso de que se produzca una emergencia y no pueden fallar.

Las condiciones ambientales

La temperatura de los lugares de trabajo debe ser, siempre, la óptima para el trabajo que allí se desempeña. Evita los calores excesivos y las corrientes de aire que pueden resultar molestas, llegando a influir en la salud de las personas trabajadoras.

La iluminación también debe ser la adecuada, por eso tienes que evitar las luces demasiado tenues o potentes y eliminar cualquier reflejo que pueda dificultar la visibilidad del personal.

Material de primeros auxilios

Es importante que existan pequeños botiquines en los lugares de trabajo en los que no haya posibilidad de contar con un médico para poder asistir a los pequeños accidentes que pueden ocurrir en el día a día. Estos botiquines deben estar supervisados por la autoridad competente y mantenerse siempre en buen estado.

El lugar de trabajo es, posiblemente, el sitio donde más tiempo pasas en tu día a día. Por eso resulta fundamental construir un emplazamiento saludable donde el personal de una empresa pueda desempeñar su profesión de forma segura y saludable.