Seguridad en espacios confinados

Cuando se trata de la seguridad en espacios confinados estamos aludiendo a los peligros de estos espacios donde aparecen sustancias inflamables y tóxicas en un espacio incómodo de trabajo con escasez de oxígeno y una iluminación limitada. ¿Sabes a qué nos referimos? Sigue leyendo para saber más.

¿Qué es un espacio confinado?

Es un espacio donde tienes limitada tanto la salida como la entrada. Cuenta con una ventilación poco favorable y eso propicia la acumulación de sustancias inflamables o tóxicas, disminuye la concentración de oxígeno y su ocupación no ha de ser continuada.

Si desempeñas un trabajo en un recinto confinado, recuerda que hay una serie de riesgos asociados que obligan a desarrollar un servicio de prevención y unas medidas en materia de seguridad laboral muy exigentes.

El servicio de prevención de riesgos laborales precisa identificar todos los riesgos, establecer medidas para evitarlos y también realizar una evaluación que permita controlarlos y denominar bajo esta categoría a los emplazamientos que así se dispongan.

¿Cuáles son los mayores peligros a afrontar desde el servicio de prevención?

La falta de espacio no afecta solo a los trabajadores, sino que, además, si uno de ellos sufre un accidente, debemos contemplar que necesitará al menos que una persona baje a auxiliarle.

Medidas de prevención que debes recordar

– Debe haber una entrada alternativa.

– Hay que instalar un sistema de acceso seguro con buena iluminación y en el que se pueda detectar si la atmósfera se torna peligrosa.

– Autorizar formalmente a determinados profesionales para realizar este trabajo.

– Utilizar de equipos de protección individual.

– Tener procedimientos de trabajo para realizar todas las tareas de forma segura.

– Formarte tanto práctica como teóricamente sobre los riesgos de los espacios confinados y los procedimientos a seguir.

– Informarte sobre los riesgos y cuáles son las mejores medidas que se deben adoptar para trabajar en espacios confinados.

Vigilar la salud con controles periódicos.

– Controlar periódicamente todas las medidas planteadas.

¿Cómo puedes identificar un espacio confinado?

Aunque podamos interpretar la definición de distintas formas según cada persona, no existe duda de que lugares como un pozo o una red de alcantarillado son espacios confinados.

En cambio, un foso de engranaje de vehículos o un túnel no lo son, a pesar de que según la definición podrían considerarse como tal y, lógicamente, son espacios peligrosos. En estas situaciones es necesario que realices un análisis mucho más técnico y riguroso para aplicar las medidas de prevención y seguridad laboral.

Para cerciorarte de que un espacio confinado lo es, debes considerar tres preguntas:

– ¿Es un espacio cerrado, parcialmente cerrado o abierto?

Debes considerar, en primer lugar, si tanto el tamaño como la dificultad de acceder al recinto son limitadas o si existe una adecuada ventilación natural.

– El espacio, ¿está concebido para una ocupación continuada?

– ¿Existe una atmósfera inflamable y tóxica con déficit de oxígeno?

Es importante que conozcas el origen de los riesgos en cuanto a las características propias de los recintos, las tareas que se van a desempeñar en su interior y los trabajos que ya se han realizado con anterioridad en esa misma ubicación.

Como ves, es importante controlar todos estos aspectos para mejorar la seguridad en espacios confinados.