Calidad de vida en el trabajo: ¿cómo conseguirla?

Calidad de vida en el trabajo: ¿cómo conseguirla?

La calidad de vida en el trabajo es un elemento indispensable por el que tanto empresas como trabajadores tienen que esforzarse en conseguir. Consiste en tener una visión positiva de todas las partes de la compañía, así como en sentirse bien a nivel personal con el trabajo y el entorno laboral. Para ello, es evidente que se tienen que cumplir algunas condiciones. La organización puede trabajar para que los empleados se sientan mejor, pero estos también tendrán que poner de su parte para llegar a ese bienestar.

Vamos a ver qué pueden hacer, tanto empresas como trabajadores, para lograr este objetivo.

Maneras de lograr el bienestar en el trabajo

Salud laboral y personal

La salud es lo primero y la vida laboral no es una excepción en esta máxima. La empresa debe ocuparse de que las instalaciones sean seguras, y ergonómicas cuando hablamos de una oficina, y también de procurar a los empleados la atención adecuada si tienen algún problema. Los empleados, por su parte, deberán prestar atención a su salud. Hacerse las revisiones pertinentes y controlar los problemas que puedan derivar del trabajo, como dolores musculares o un estrés excesivo.

Hacer ejercicio en nuestro tiempo libre es una medida que nos puede ayudar en este sentido.

Límites necesarios

Pon unos límites entre tu jornada laboral y tu vida personal y procura no traspasarlos. Apaga el móvil de empresa durante tu tiempo libre y no consultes el email a menos que sea absolutamente imprescindible.

La empresa, por su parte, tendrá que respetar los tiempos de descanso y no pedir nada fuera del horario laboral. También es una buena idea implementar cierta flexibilidad en el horario para poder conciliar el trabajo con los asuntos personales o familiares.

Encuentra la motivación

La empresa puede asignar tareas atractivas y programas de formación para que los empleados tengan la oportunidad de crecer personalmente, pero la motivación es al fin y al cabo algo que debe encontrar cada uno por sí mismo. Hay que intentar aprovechar el aprendizaje y poner el foco en las cosas positivas de nuestro trabajo para motivarnos. Recuerda que hay mucho más que un sueldo esperando en el trabajo.

Buen ambiente con jefes y compañeros

Son las personas con las que vamos a tratar durante gran parte del día, así que lo mejor es tener una buena relación con ellos. Por nuestra parte, intentaremos ser abiertos y entablar alguna conversación más allá de lo estrictamente laboral. Además, tendríamos que mantener siempre una buena comunicación en lo que al trabajo se refiere, tanto con los compañeros como con los jefes.

La empresa puede poner en práctica actividades de team building para reforzar estos lazos. Sin embargo, en lo que al día a día se refiere, lo que más ayuda es que los jefes escuchen a los empleados y mantengan una comunicación fluida.

Un entorno agradable

La compañía ha de procurar unas instalaciones idóneas, pero luego es tarea de todos mantenerlas en buen estado. Trabajar en una mesa ordenada nos hará sentir mejor que trabajando rodeado de montones de papeles.

Estas son algunas maneras de mejorar la calidad de vida en el trabajo, algo que también notarás en tu día a día.